#28S. Un día de lucha por la justicia social para la mujeres

NEWSLETTERNoticias

En el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, realizado en Argentina, en noviembre de 1990, tomando en cuenta que las complicaciones por el aborto inseguro y clandestino constituyen la primera causa de mortalidad de las mujeres en muchos de los países de la región, decidieron declarar el 28 de septiembre como el Día por la Despenalización del Aborto. Así, desde 1993, se concretó una campaña que impulsa la demanda de las mujeres a tener acceso a servicios de aborto legal y seguro en la región.

Bajo la consigna de “las mujeres deciden, la sociedad respeta, el Estado garantiza y las iglesias no intervienen”, las organizaciones feministas hemos llevado a cabo acciones para poner al alcance de todas las mujeres los servicios de aborto seguro, donde sea legal, y para ampliar las leyes y normas donde no lo es. Dicho trabajo, ha sido una ardua labor para colocar los derechos sexuales, incluyendo el aborto, en la agenda política.

El acceso al aborto legal y seguro ha formado parte esencial de la histórica lucha feminista para que las mujeres sean consideradas sujetas de derecho, planteando al aborto como un asunto de justicia social que debe sobreponerse a la moralidad de los gobiernos conservadores. Resulta indefendible cómo el Estado ha interferido en el ámbito de la autonomía de las mujeres, asumiendo posturas que imponen restricciones para el goce pleno de nuestros derechos humanos, específicamente de nuestra libertad, que derivan en lidiar con las consecuencias sociales, penales e incluso el riesgo de muerte.

En un marco de derechos humanos se ha evidenciado que la criminalización del aborto solo genera más muertes y desigualdad, lo que se traduce en violencia de Estado contra las mujeres. Órganos internacionales de derechos humanos han calificado a las leyes que penalizan el aborto como discriminatorias y como obstáculo para el ejercicio del derecho de las mujeres. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos (Viena, 1993), la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (El Cairo, 1994), la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing, 1995), la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (1999), y más recientemente el Consenso de Montevideo (2013), constituyen una guía para el actuar de los Estados en el pleno reconocimiento de los derechos de las mujeres.

Mientras en México y en toda América Latina y El Caribe se viva una profunda desigualdad económica y social, los avances legales en torno al reconocimiento de derechos de las mujeres, no pueden hacerse esperar y el derecho a decidir no puede estar sujeto a las condiciones económicas de las mujeres. Es simplemente nuestro derecho y es indispensable continuar con la exigencia de su cumplimiento hasta que ninguna mujer ponga en riesgo su libertad o su vida por decidir sobre su cuerpo.

Lo cierto es que, en tanto logremos esto a nivel normativo y ante la falta de respuesta del Estado, han surgido en toda Latinoamérica grupos feministas que acompañan y asesoran a mujeres que deciden interrumpir un embarazo. Una de esas acciones son las líneas telefónicas. La existencia de estas líneas son una pieza fundamental, incluso para el cambio cultural; hablar de aborto sin prejuicios y tener información científica ayuda a desmitificar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En Uruguay, por ejemplo, donde el aborto está despenalizado antes de las 12 semanas, trabajan para dar a conocer la legislación para que las mujeres accedan a servicios de salud seguros, y acompañan a las mujeres durante el proceso.

En México, donde el aborto por sola voluntad de la mujer —antes de las 12 semanas— es posible únicamente en Ciudad de México, colectivas feministas trabajan para movilizar a las mujeres de otros estados a la capital, irrumpiendo las fronteras que implican una limitación al ejercicio del derecho a decidir.

La existencia de estas líneas telefónicas y grupos de acompañamiento para el aborto seguro en contextos legalmente restrictivos, en definitiva ha salvado vidas y ha devuelto a muchas mujeres el control sobre sus cuerpos y de alguna manera ha contribuido a transformar la postura social sobre el aborto.

Es además una prueba de la fuerza de la ciudadanía y especialmente del movimiento feminista, ante la omisión y violencia institucional de los gobiernos. Sin embargo, no podemos dejar fuera la necesidad de mantener una demanda para que el Estado garantice condiciones para que las mujeres que así lo deciden, tengan acceso a un aborto legal, seguro y gratuito en los sistemas de salud, protegiendo la libertad y vida de las mujeres. Garantizando que este derecho no esté determinado por la cercanía de las mujeres a redes de acompañamiento, las cuales, en contextos de profunda estigmatización social del aborto, son muy difíciles de encontrar.

Para desmantelar las barreras que restringen la libre elección de las mujeres son necesarios los esfuerzos en diferentes vías y escalas, acciones individuales y colectivas para:

  • La despenalización social del aborto, contrarrestando los estigmas sociales contra las mujeres que abortamos, en colaboración con distintos movimientos sociales y la ciudadanía en general.
  • La incidencia política que transforme las leyes y marcos normativos que limitan nuestro derecho a decidir, para que el acceso al aborto sea una realidad para todas las mujeres y que nuestros derechos no sean una moneda de cambio para los intereses partidistas.
  • El fortalecimiento de redes de acompañamiento, que desde un acto de desobediencia, transgreden las normas sociales y legales para que la decisión de la mujer sea respetada.

El acceso al aborto para todas las mujeres es una deuda histórica, es un tema de justicia social. No debe ser privilegio de unas cuantas, no debe estar determinado por nuestra ubicación geográfica, nuestras condiciones socioeconómicas y mucho menos por las posturas religiosas de nadie.

 

Compartimos algunas propuestas y materiales para movilizarnos este 28 de septiembre por la despenalización del aborto porque #CuandoResistimosPersistimos

http://www.september28.org/wp-content/uploads/2012/08/Espan%CC%83ol-RESIST-PERSIST-C4A-.pdf

Foto: medicacenterfem.com

Consulta también:

Deja un comentario