Björk contra el sexismo: las mujeres no solo deberían poder cantar a sus novios

CoyunturaNoticias
sexismo

"Sé que el cambio está en el aire. Estamos moviéndonos dentro de él."

Este fue el desafiante mensaje que Björk lanzó a los “queridos medios de comunicación”, donde critica que “a las mujeres en la música se nos permite ser cantantes, compositoras y cantar sobre nuestros novios”, pero “si cambiamos de tema y hablamos sobre átomos, galaxias, activismo y nos convertimos en editoras freaks de beats matemáticos o en cualquier otra cosa que no sea intérpretes que cantan sobre sus seres amados, se nos critica”.

“A los periodistas les da la impresión de que falta algo… como si nuestro único lenguaje fuese el emocional”.

El mensaje fue publicado en el Facebook de la artista islandesa y esta es la traducción al español, vía Noisey:

“Queridos medios de comunicación

¡Feliz solsticio de invierno!

Como saben, durante la mayor parte de mi carrera no me he quejado del sexismo y he seguido a mi rollo, pero estoy sintiendo que hay una corriente positiva en el cielo, un flujo con posibles cambios, así que quiero mencionar una cosa.

El fin de semana pasado hice dos actuaciones como dj en un festival en Texas. Fue un evento mágico en el que estuvieron algunos de mis músicos favoritos haciendo lo mismo: Aphex Twin, Arca, Oneohtrix Point Never y Matmos… ¡la lista no tiene fin! La mayoría de nosotros mezclamos música de otros artistas y añadimos instrumentales de proyectos en los que hemos estado trabajando recientemente.

Soy consciente de que empecé a hacer de DJ de forma pública hace menos de un año, así que es algo a lo que la gente todavía se está acostumbrando y es algo que mis fans han recibido increíblemente bien, compartiendo mi camino musical y dejándome ser yo misma. Ha sido muy divertido y la nerd que hay en mí, editando piezas de otras personas desde hace semanas, ha podido compartir las diferentes coordenadas que siente con alguna de la música más sublime que conozco.

Pero algunos medios no han sido capaces de comprender que no estuviera ‘actuando’ sino “escondiéndome detrás de una mesa”, mientras que mis compañeros masculinos no. Y creo que eso es sexismo, y al final de este año tumultuoso es algo que no estoy dispuesta a dejar pasar, porque todos merecemos los máximos cambios en medio de esta energía revolucionaria que nos envuelve.

Tiene que valer la pena.

Sea como sea, a las mujeres en la música se nos permite ser cantantes, compositoras y cantar sobre nuestros novios. Si cambiamos de tema y hablamos sobre átomos, galaxias, activismo y nos convertimos en editoras freaks de beats matemáticos o en cualquier otra cosa que no sea intérpretes que cantan sobre sus seres amados, se nos critica. A los periodistas les da la impresión de que falta algo… como si nuestro único lenguaje fuese el emocional.

Sea como sea, a las mujeres en la música se nos permite ser cantantes, compositoras y cantar sobre nuestros novios.

Hice  Volta y   Biophilia consciente de que no estaba tratando temas sobre los que las mujeres suelen escribir. Sentí que me lo había ganado. En el activista Volta canté sobre mujeres kamikazes embarazadas y suicidas y también sobre la independencia de las Islas Feroe y Groenlandia. En el pedagógico Biophilia canté sobre galaxias y átomos, pero no fue hasta Vulnicura, donde hablé sobre una ruptura amorosa, que recibí una completa aceptación desde los medios de comunicación.

A los hombres se les permite pasar de tema a tema, hablar de ciencia ficción, de épocas, se les permite ser payasos y humorísticos, también ser nerds de la música, perdiéndose en la construcción de paisajes sonoros, pero a las mujeres no. Si nosotras no nos cortamos las venas y se nos rompe el corazón por los hombres y niños de nuestras vidas, estamos engañando al público. Nos podemos meter el test de Bechdel por la raja.

Pero sé que el cambio está en el aire. Estamos moviéndonos dentro de él. Por lo tanto, les dejo esto amablemente al final de este año y espero que el próximo, aunque fui lo suficientemente valiente para compartir con ustedes un clásico tema de las mujeres como es la ruptura amorosa, pueda cambiarme de traje y salir de este rol. Ustedes han congelado a Edith Piaf y Maria Callas en él (ningún documental que he visto sobre ella deja de mencionar a Onassis, pero nunca se menciona a las mujeres que han roto el corazón a músicos masculinos).

¡Hagamos del 2017 un año de completa transformación! ¡Por el derecho a la variedad para todas las chicas que están allá afuera!

Feliz Navidad

Björk”.

*Con información de noisey.vice.com [diciembre 27, 2016]

Consulta también: