#JusticiaParaMara: organizaciones civiles denuncian violencia sistemática contra mujeres en Puebla

NEWSLETTER

Aunque en un primer momento la empresa de transporte privado Cabify lamentó el “fallecimiento” de Mara Castilla, la presión en las redes sociales llevó a la empresa a rectificar y emitir un segundo comunicado donde hace referencia clara al “feminicidio” de la joven que provocó una ola de indignación en México.

Miles de personas se unieron a la exigencia de #JusticiaParaMara, la cual incluyó marchas el domingo 17 y lunes 18 de septiembre en la Ciudad de México, Guadalajara, Torreón, y municipios de Veracruz. Por su parte, el gobierno de Puebla, además de las medidas para garantizar justicia a la familia de Mara Castilla, anunció que cancelaría el permiso para laborar a la empresa Cabify.

Además, diversos organismos y organizaciones civiles se pronunciaron no sólo en exigencia de justicia para Mara Castillo sino denunciando las condiciones estructurales de violencia contras las mujeres en el país.

La Oficina en México de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género, ONU Mujeres y la Oficina en México del Alto Comisionado para los Derechos Humanos condenaron el feminicidio de Mara y alertaron sobre el “contexto de extrema precaución por la desaparición de mujeres en Puebla, estado en el que hay 824 mujeres desaparecidas”, siendo la tercera entidad con el mayor número de mujeres desaparecidas.

Por su parte, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) “repudió” el feminicidio de Mara y denunció que “la omisión, dilación, colusión y complicidad de las autoridades de Puebla y Tlaxcala, donde se encuentra el principal corredor de trata de personas en México, fomenta la prevalencia de la violencia contra las mujeres, el incremento de las desapariciones y los feminicidios”.

Además, alertó que el feminicidio de Mara se agrega a los 82 feminicidios documentados por organizaciones en 2017, aunque la Fiscalía de Puebla sólo reconozca 58. El Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría de la Ibero Puebla también denunció que el caso de Mara es parte de “un contexto de violencia feminicida sistemática en Puebla”.

Por otra parte, la Asociación Mexicana de Ciencia Política (Mara cursaba la carrera de Ciencia Política) se unió a la exigencia de justicia, recordando que “no es posible superar esta crisis social sin un pleno Estado de Derecho” que garantice “las libertades, en especial el respeto a los derechos humanos”.