Porque #VivasNosQueremos tomamos las calles contra las violencias machistas

¡Yo decido!Noticias
elige-red-porque-vivasnosqueremos-tomamos-las-calles-contra-las-violencias-machistas-2

El próximo 24 de abril, convocadas por colectivas, grupos feministas, asambleas y organizaciones saldremos a las calles a manifestarnos contra todos los tipos de violencia machista. Una vez más somos nosotras quienes levantamos la voz por las desigualdades de género, ante la mirada pasiva de instituciones y frente a la mayoría de hombres que en muchos casos se sienten agredidos y ofendidos por los señalamientos que vienen desde el feminismo. Sin duda, es una oportunidad para protestar contra una de las violencias que se han apoderado de nuestro país, siendo la violencia sexual la más antigua de todas, y la más solapada, invisibilizada e incluso justificada.

Esta violencia de género se manifiesta en distintas formas. Su reflejo más evidente son los feminicidios  y  desapariciones de mujeres que han aumentado exponencialmente en los últimos años.  Tan solo en el Estado de México la Procuraduría General de Justicia Estatal ha dicho que más de seis mujeres han sido asesinadas semanalmente durante los dos primeros meses de este año, presentando sus cuerpos huellas de violencia física y sexual. Esta situación verdaderamente alarmante se ha agudizado en el municipio más poblado del Estado de México: Ecatepec, en donde la tasa de feminicidios se disparó en un 140 por ciento en tan sólo nueve años.

Esta violencia sistemática contra las mujeres no es nueva en el Estado, pese a que claramente la negligencia y complicidad por omisión del actual gobernador Eruviel Ávila Villegas perpetúa el crimen y la impunidad, entre el año 2005 y 2011 fueron asesinadas más de 1,150 mujeres en el Estado de México, mientras gobernaba Enrique Peña Nieto.

Si bien esta violencia de género se recrudece en la periferia de la Ciudad de México, ni las calles de la capital, ni las escuelas o “espacios públicos seguros” son seguros para las mujeres. En la UNAM, la máxima casa de estudios del país, se han registrado denuncias de acoso y violencia sexual con poca acción y nula efectividad de las autoridades pese a la “consolidada” estructura académica y administrativa que presume la institución. Un botón más de muestra es el caso del estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras, Miguel Ángel Ramírez Solano quien actualmente tiene una denuncia en la Fiscalía Especializada de Delitos Sexuales por violación y acoso a varias estudiantes de la Universidad, a la fecha no se ha dado una respuesta clara, impunidad que le permite transitar libremente en los espacios de la UNAM.

La violencia se manifiesta también en el transporte público. En México, el acoso sexual en el transporte público es una cuestión que sufren las mujeres todos los días. Los cobardes agresores, amparándose en el anonimato que les proporciona la multitud y también los espacios vacíos, aprovechan para agredir a las mujeres verbal o físicamente.

Si bien se han tomado algunas “medidas” por las autoridades, como la de separar vagones de metro para mujeres y hombres, esto no soluciona el problema, sólo ha significado justificar y normalizar el acoso, el cual es prácticamente indenunciable ante la serie de exigencias para su denuncia, como también por el mal funcionamiento de la Procuraduría las autoridades de justicia sobre la materia. Entonces, diversos mecanismos que han planteado la supuesta “igualdad de género” dentro de la Ciudad, como los vagones separados del metro y los camiones rosas, al no ir acompañadas de propuestas que tiendan directamente a la transformación estructural de esta sociedad patriarcal, terminan siendo herramientas demagógicas que los gobiernos ocupan para decir que “somos iguales”, que “vamos por buen camino en tema de igualdad de género” aunque permanezca la misma situación de violencia y discriminación contra las mujeres.

elige-red-porque-vivasnosqueremos-tomamos-las-calles-contra-las-violencias-machistasEste domingo marchamos por nuestro derecho a transitar sin violencia, porque no queremos sentirnos valientes cuando salimos a las calles solas, queremos sentirnos libres. El grito que se ha ahogado en nuestras gargantas, ocupará esos espacios públicos que nos han robado y encontrará eco en las miles de voces de mujeres resonando en adelante en la historia del país.

Porque nos asumimos propias, construimos fuerza desde nosotras para gritar #VivasNosQueremos.


Ilustración: cdn.proceso.com.mx

Consulta también: