Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo

InsumosInternacional
Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo

En ocasión de celebrarse el décimo aniversario de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, el UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas, tiene el agrado de dar a conocer esta edición de bolsillo del Programa de Acción de la CIPD, aprobado en 1994 por 179 Gobiernos, y de las Medidas Clave para seguir ejecutando el Programa de Acción, aprobadas en julio de 1999 por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La Conferencia de El Cairo, celebrada del 5 al 13 de septiembre de 1994, fue la mayor conferencia intergubernamental sobre la población y el desarrollo jamás realizada. Aportaron sus conocimientos especializados al éxito de la Conferencia unos 11.000 participantes, representantes de gobiernos, de las Naciones Unidas, de organizaciones intergubernamentales, de organizaciones no gubernamentales y de los medios de difusión.

Debido a la Conferencia de El Cairo, las políticas y los programas de población dejaron de centrarse en las cantidades de personas y pasaron a considerar las condiciones de vida de los seres humanos. La Conferencia hizo el debido hincapié en mejorar las vidas de las personas y acrecentar el respeto de sus derechos humanos. Los delegados, procedentes de todas las regiones y de todas las culturas, convinieron en que la salud reproductiva es un derecho humano básico.

El Programa de Acción destaca los vínculos integrales y mutuamente reforzados entre cuestiones de población y de desarrollo. Exhorta a ampliar los medios de acción de la mujer, como objetivo sumamente importante en sí mismo y también como clave para mejorar la calidad de la vida de todos.

En El Cairo, la comunidad internacional llegó a un consenso sobre tres metas cuantitativas a alcanzar antes de 2015: reducir la mortalidad de lactantes, niños y madres; proporcionar acceso universal a la educación, particularmente a las niñas; y proporcionar acceso universal a una gama completa de servicios de salud reproductiva, incluidos los de planificación de la familia.

Esos objetivos de la CIPD quedaron reforzados por los acuerdos concertados en otras conferencias de las Naciones Unidas durante el decenio de 1990 y, más recientemente, en la Cumbre del Milenio celebrada en septiembre de 2000. En realidad, los objetivos de la CIPD son imprescindibles para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio: reducir antes de 2015 los niveles generales de pobreza, hambre y enfermedad y la desigualdad de género.

En el Programa de Acción se estimó que para ponerlo en práctica, hacia el año 2005 se necesitarían 18.500 millones de dólares anuales en recursos nacionales y asistencia internacional, y se exhortó a los gobiernos a aportar esos recursos. Al promediar el plazo, la cuantía de la financiación sigue siendo motivo de grave preocupación, pues los donantes internacionales están muy lejos de aportar una tercera parte de los fondos necesarios, que es la proporción convenida.

La aprobación del Programa de Acción marcó el comienzo de una nueva era: el compromiso y voluntad por parte de los gobiernos, la comunidad internacional y la sociedad civil, de integrar las cuestiones de población en todos los aspectos de la planificación económica y social y de la formulación de políticas.

Descarga este Programa en PDF

*El texto publicado forma parte del prólogo del Programa

Consulta más información sobre población y desarrollo: